Rss Feed Tweeter button Facebook button Youtube button
|

Cómo las políticas anti-inmigrantes de Trump están perjudicando los negocios en los Estados Unidos

migraDr. Carlos Colombo*

Desde que el presidente Trump asumió su cargo en enero del 2017, han entrado en vigencia una oleada de políticas, órdenes ejecutivas y regulaciones anti-inmigrantes. La administración no ha dudado en dejar clara su postura contra la inmigración, desde el deseo del presidente Trump de “construir un muro” a lo largo de la frontera entre EE. UU. y México, hasta los llamados a limitar la inmigración con base en la familia. Sin embargo, cada vez más, estas políticas han impactado la inmigración que se basa en el empleo. El resultado ha tenido un impacto significativo en compañías y comunidades a lo largo de los Estados Unidos.

Luego de intentar, y fallar, la promoción de legislación dirigida a una reforma inmigratoria, en abril de 2017, el presidente Trump firmó una orden ejecutiva “Comprar estadounidense, emplear estadounidense”. Si bien esto recibió escasa atención de los medios, su efecto en la inmigración ha sido sustancial.

Por ejemplo, una de las formas más populares para que las empresas estadounidenses traigan talentos, es a través del programa de visas H-1B. Las visas H-1B están diseñadas como una forma para que las compañías contraten a trabajadores extranjeros altamente calificados. La tasa de negación de solicitudes de visa H-1B se ha disparado desde que la orden “Comprar estadounidense, emplear estadounidense” entró en vigencia. Entre el tercer y cuarto trimestre de 2017, la tasa de negación de visas H-1B se ha incrementado un 41%.

Las empresas estadounidenses se han llevado la peor parte de este cambio en las políticas inmigratorias. Esto se ha vuelto de manera generalizada, en industrias que dependen tanto de empleados altamente calificados como de baja capacitación. Los hospitales han sido golpeados duramente por la reducción en el número de visas H-1B. Muchos dependen de médicos nacidos en el extranjero para cubrir vacantes, en particular en especialidades menos prestigiosas o de menor remuneración. De acuerdo al Programa Nacional de Asignación de Residencias (National Resident Matching Program), la cantidad de solicitantes extranjeros para cargos en hospitales ha disminuido en los últimos dos años.

Del mismo modo, las industrias de alta tecnología han utilizado, desde hace mucho tiempo, las destrezas de inmigrantes que cuentan con una capacitación avanzada en computación y nuevas tecnologías. El programa de visas H1-B le ha permitido a compañías en Silicon Valley y a todo el país, traer científicos e ingenieros en computación para ayudar a potenciar su crecimiento. Según los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS), cerca del 70% de todas las visas H-1B aprobadas en 2016 fueron para inmigrantes que trabajaban en un campo relacionado a las computadoras. Los economistas dicen que los inmigrantes solicitan patentes a una tasa del doble que los estadounidenses nacidos en el país, y fundan alrededor del 25% de las compañías de tecnología en los Estados Unidos. De hecho, algunas de las compañías de tecnología más populares de los Estados Unidos fueron fundadas por inmigrantes de primera o segunda generación, incluyendo a Amazon, eBay, PayPal, IBM, Oracle, Facebook y NVIDIA.

Por supuesto, los trabajadores altamente calificados no son los únicos que han sido impactados por las políticas anti-inmigrantes de la administración Trump. Otro de los programas más populares es la visa H-2B, la cual es un tipo de visa temporal para servicios o trabajos no relacionados con la agricultura. Anteriormente, el Congreso excluía a los trabajadores de visa H2-B que regresaban del tope anual del programa de 66.000 trabajadores. En diciembre de 2016, este rechazó renovar esta exención. Lo que dejó a muchas empresas sin sus trabajadores temporales. Como resultado, muchos hoteles, restaurantes y otras compañías que dependen de trabajadores temporales, tuvieron que luchar para sobrevivir durante sus temporadas altas.

El incremento en las redadas de inmigración y la amenaza siempre latente de deportación, también ha tenido un impacto en las empresas. Los restaurantes a lo largo del país que dependen de inmigrantes (tanto documentados como indocumentados) han cerrado durante las horas en que el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (Immigration and Customs Enforcement, ICE) realiza las redadas. Sin estos trabajadores, puede que muchas empresas simplemente no puedan operar, ya que con frecuencia hay una escasez de estadounidenses dispuestos y capaces para desempeñar el mismo trabajo.

Por supuesto, todavía hay oportunidades de inmigración para aquellos que estén considerando venir a los Estados Unidos. Existen opciones de visas para personas con capacidades extraordinarias, así como visas para inversionistas, para aquellos que deseen realizar una inversión en los Estados Unidos. Si bien el panorama presenta más dificultades, todavía hay maneras de obtener una visa o hasta una green card, con planificación estratégica, previsión y dedicación.

* Socio fundador de la firma de abogados Colombo & Hurd, PL, en la cual lidera las prácticas de derecho corporativo, internacional e inmigración de la firma. Ayuda a individuos en la obtención de visas temporales y estatus de residente permanente en una variedad de categorías de visas.

Recently Commented

  • Mark Potosme: Que no se vuelva a aparecer en Nicaragua este viejo hediondo. Esos no comen banano por no botar la...
  • Allan Brito: La peor raza de la tierra, sino preguntenle a los paleestinos que sufren un verdadero holokausto por mas...
  • Montecristo: Estas agencias estan infestados de moclines y gays deprabados y son los que imponen las nuevas modas...
  • El Alguacil: La idea nunca fue que nosotros terminemos pagando el impuesto, sino que no entraran productos narcos....
  • MADE IN COLOMBIA: es re gracioso eso que llaman “impuesto patriotico”, al final ese arancel lo termina...