Rss Feed Tweeter button Facebook button Youtube button
|

Cuando las comidas dejan de alimentarnos

 

 Hasta hace un par de décadas no había tantos gordos en Nicaragua.

La obesidad hace un par de décadas en Nicaragua no era tan común como hoy día. En aquel entonces la gente no estaba tan desligada de su cuerpo, a pesar de que no existía tanto la cultura de salir a correr o ir al gimnasio como hoy, que es una moda. La gente no era tan obesa, ¿pero por qué?, y es allí donde vemos la importancia de la buena y adecuada alimentación que había. Las personas se preocupaban más por comer rico, saludable y hacer una buena digestión.

 

Hoy en día vivimos en un mundo consumista que a la vez nos consume a nosotros, y nos vamos desligando de nuestro cuerpo hasta llegar a un punto que prácticamente somos marionetas. Las personas viven con una mentalidad de que “el tiempo es oro” y somos esclavos de nuestro trabajo y rutina, a veces a tal punto que preferimos no almorzar por terminar un trabajo, y ahí empieza nuestro desorden alimenticio.

En la actualidad nos rodea la comida rápida. Donde quiera que vayamos la encontramos, desde el McDonald’s, Pizza Hut, TipTop, Burger King, etc.,  y estamos muy unidos a ella, a pesar de que sabemos lo que nos hace, de cómo nos alimenta, no tenemos el valor o mejor dicho la dedicación de hacer un cambio en nuestras dietas y al final solo quedan los lamentos del por qué nos enfermamos.

Nicaragua tiene un gran potencial en la agricultura y la pesca, pero ¿encontramos en los supermercados nuestros productos? La mayoría son importados de otros países y por ende más caros. Al final terminamos comprando poco, generalmente comida congelada, procesada y fácil de preparar para hacernos la vida más fácil. Esta mentalidad la miramos también a la hora de almorzar. Miles de empleados comen en los Fast Foods (comida rápida) o en las fritangas y si repetimos estos almuerzos todos los días, ustedes conocen el resultado.  

La obesidad en Nicaragua sigue aumentando. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO (por sus siglas en inglés), un 30 por ciento de la población tiene problemas de sobrepeso y de esos, un 12 por ciento corresponde a personas con serios problemas de obesidad, principalmente en la zonas urbanas. La obesidad es un trastorno serio que abre las puertas a muchas enfermedades como: artrosis, apnea del sueño, estigma social, diabetes, cáncer, enfermedades cardiovasculares, hígado graso no alcohólico y muchas otras más.

Hay cirujanos plásticos famosos por sus liposucciones y bypass gástricos. Vale la pena preguntarse si es adecuado someterse a un procedimiento quirúrgico invasivo para eliminar la obesidad. Aparte de lo costoso, los riesgos para la salud y la vida son enormes. ¿Qué es lo correcto? Si subimos gradualmente de peso, hay que bajar de la misma manera.

Existen personas que han intentado de todo y han hecho un sinnúmero de dietas, algunas con excelentes resultados, otras no tanto. ¿A qué se debe? Neil Stevens, autor del libro “La clave está en la sangre”, comenta que los alimentos son procesados o metabolizados de distintas maneras según el tipo de sangre, por tanto, alimentos que engordan a algunos, por ejemplo personas de sangre tipo A, no engordarán a personas de tipo O, y para él esa es la explicación del por qué algunas dietas funcionan en algunas personas y en otras no.

Si queremos bajar de peso sin someternos a cirugías costosas, primero tenemos que tener toda la voluntad de hacer un giro en nuestras vida y volvernos a conectar con nuestro cuerpo. Las personas que tienen predisposición genética para ser obesas pueden también seguir estos consejos.

Hacer una buena actividad física por lo menos 2 a 3 veces a la semana, como es una simple caminata de 30 minutos o hacer bicicleta en casa, aparte de fortalecer el corazón reduce unas 100 a 200 calorías. Mientras más actividad, más energía consumimos. Lo segundo que deberíamos tomar en cuenta es quitarnos la maña de comer comida rápida en la hora de almuerzo y poner un poquito de dedicación en prepararnos algo sano y llevarlo para almorzar. Nos alimentamos sanamente y ahorramos al no gastar en la calle.

 

 Si nos alimentamos sanamente y hacemos ejercicios, nos mantendremos en forma.

Una ingesta regulada favorece a una mejor metabolización de los alimentos, ¿a qué me refiero con esto?, a que si comemos los 3 tiempos en las horas correspondientes, estamos contribuyendo con nuestro cuerpo a que haga una mejor digestión, pero si comemos desordenadamente, por ejemplo, almorzamos a las 2 o 3pm, cenamos a las 6 o 9pm, en este caso no ayudamos a nuestro cuerpo. También esperar un tiempo prudente después de cada comida antes de volvernos a integrar en el trabajo ayuda, en caso contrario sometemos a todo el aparato digestivo a estrés y su rendimiento no va a ser el adecuado.

 

Evitemos comer viendo televisión u oyendo radio, leyendo el periódico o revistas. No cenemos en la cama, todo esto hace que la digestión sea menos adecuada. Incrementa tu consumo de agua, recuerda que el 85% de nuestro cuerpo está compuesto de líquidos.

Una medida coadyuvante para la eliminación de peso es la Auriculopuntura, una técnica de acupuntura pero solo empleada en la oreja. Se basa en la inserción de pequeñas agujas en la oreja, dejándolas de una a dos semanas y luego se hace un cambio de aguja. Esto ayuda a mejorar la metabolización de los alimentos, a controlar la ansiedad por dulces y a regular la ingesta de comida. Según estudios realizados, la Auriculoterapia es eficaz la para la disminución del peso y aumenta cuando la combinamos con somatopuntura (acupuntura en el cuerpo) ya que se disminuye el estrés y fortalece los órganos, haciendo que se desempeñen correctamente.

Con procedimientos sencillos como la Auriculoterapia, consejos fáciles y prácticos como los antes  mencionados, nos ahorramos cien veces más que gastar en un cirujano, medicamentos para bajar de peso, spa con sus terapias reductoras, etc. Y prevenimos muchas enfermedades como consecuencia de la obesidad.

Recuerden que en cuerpo sano, hay una mente sana. 
 

Recently Commented

  • Mark Potosme: Que no se vuelva a aparecer en Nicaragua este viejo hediondo. Esos no comen banano por no botar la...
  • Allan Brito: La peor raza de la tierra, sino preguntenle a los paleestinos que sufren un verdadero holokausto por mas...
  • Montecristo: Estas agencias estan infestados de moclines y gays deprabados y son los que imponen las nuevas modas...
  • El Alguacil: La idea nunca fue que nosotros terminemos pagando el impuesto, sino que no entraran productos narcos....
  • MADE IN COLOMBIA: es re gracioso eso que llaman “impuesto patriotico”, al final ese arancel lo termina...